1. Tienes mucho que ofrecer, saca lo mejor de ti y aplícalo a la disciplina deportiva que practiques.
  2. Para ser un buen deportista hacen falta tener buenas cualidades pero no te olvides que los éxitos se consiguen con el esfuerzo diario en los entrenamientos y competiciones.
  3. El buen deportista es valiente, tiene respeto al adversario pero no miedo y siempre se crece ante las adversidades. Aunque vayas perdiendo, lucha hasta el final.
  4. En el deporte como en la vida hay unas reglas que todos han de respetar, si no hubiera reglas, el deporte perdería su valor. Respeta las reglas del juego.
  5. Al buen deportista se le distingue fuera y dentro del campo por su respeto hacia los demás, ya sean árbitros, jueces, adversarios, etc.
  6. Todos cometemos errores, lo difícil es reconocerlos. Los árbitros y jueces velan por el cumplimiento de las normas, acepta sus decisiones y adopta en todo momento una postura dialogante. Todo el mundo puede equivocarse.judo-o-karate
  7. Trabaja en equipo y huye de los individualismos. Aporta todo lo que puedas al juego para llegar a obtener el éxito y el beneficio de todo el grupo.
  8. No te conformes con resultados mediocres, trabaja y entrena para que lleguen los resultados esperados. Hay que ser conscientes de las limitaciones de cada uno pero con motivación e ilusión, puedes llegar más lejos de lo que te esperas.
  9. El buen deportista está orgulloso de serlo y se siente feliz por llevar unos hábitos de vida saludables junto a sus compañeros y amigos.
  10. Hay que saber ganar pero también saber perder. El buen deportista busca, sobre todo, ser mejor persona por encima de los resultados y los éxitos deportivos.